lunes, 1 de junio de 2009

MIRANDO EL MAR



Esta tarde mirando el mar
me llamaron tus lágrimas.

Cuando rompió la ola
se me sorprendió el latido
porque te imaginé vaciando
tus manos en mi nuca.

Te esbocé en la llegada del amanecer
columpiándome entre tus brazos.

No hay comentarios: