domingo, 30 de enero de 2011

A escondidas

No quería que supieran
de quien estaba enamorada.
Bajaba la mirada
cuando alguien de él hablaba.
Se callaba cuando su nombre
alguien lo mencionaba.
Lo abrazaba en secreto
detrás de las miradas.


            Y tanto lo escondió
            que de otra se enamoró.

1 comentario:

i am...(vicky) dijo...

Ay si es que al final no vale de nada esconder los sentimientos, es como darlos por perdidos antes de perderlos definitivamente.

Besos