lunes, 26 de noviembre de 2012

Día tras día

No quiero que el amor cambie de sitio
que se pierda en algún bolsillo.

Día tras día lucho por mantener el detalle
particular del amor.
Extenuada por seguir manteniéndome en las costuras de tu piel,
 remendando con un pestañeo el desaire sin mala intención
de tu mirada sin hilo con que sostenerme en el visillo de la ilusión.
_MAREA_