domingo, 3 de mayo de 2009

BUENOS DÍAS A TU SONRISA


Desde el silencio negro de la noche
oigo los golpes de tu corazón contra el pecho.
De entre las sombras aparece
tu mano acariciando mi alma.
Y me despierta
el murmullo de tu piel.
Y cuando amanece
le doy los buenos días a tu sonrisa.
Entonces te acaricio sin parar de amarte.

No hay comentarios: